Descentrando el arte

mayo 23, 2009 at 5:16 pm Deja un comentario

verdegris

Verdegris

Hace unos años no hubiera ni soñado con que hubiera galerías de arte en mi barrio berlinés, ni serias ni underground. Pero mire usted por dónde que ahora tenemos de las dos. Será que Berlín Mitte se va llenando poco a poco y desplaza hacia este histórico barrio de inmigrantes y trabajadores a figuras insospechadas.

La primera sorpresa que nos llevamos fue cuando se instaló a la vuelta de la esquina la galería Max Hetzler en la antigua fábrica de bombillas Osram. Allí exponen artistas de renombre y se ve llegar a visitantes del Sur de Alemania y hasta de Londres con el objetivo de observar con detenimiento las obras, tal vez de comprar alguna, o de contactar al galerista, que no sólo de contactos vive el arte, pero también.

Sin embargo, cuando me paseo cámara en mano por la galería, mi mirada se aparta de la centralidad de las obras y se dirige a los márgenes. Tengo que confesar que normalmente me gusta más la galería que los cuadros y las instalaciones, y no por falta de calidad de lo que se presenta, al contrario. Es precisamente la simultaneidad en la arquitectura de lo que era la fábrica y lo que ha llegado con la galería lo que me hace volver cada cierto tiempo.

Los restos de lo anterior se van cubriendo poco a poco con lo nuevo y cada vez me obligan a buscar más en los rincones para escapar del arte comprable y vendible encontrando los microespacios que son sorprendentes de por sí.

arte para apagar incendios

Arte para apagar incendios

Como espectadora activa, compongo mi propia exposición de miradas, entre el techo y el suelo, con fragmentos de paredes, captando la erosión del espacio en el tiempo y acercándome a lo que olvida el crítico. Mi mirada está cargada de historias y nostalgias como buena  habitante de este barrio.

blancosgris informal. techo real

Blancogris informal. Techo real

Los márgenes me permiten recomponer imágenes y no ver sólo los cuadros e instalaciones de tal señor que se presentan maravillosamente bien. Encuentro el arte en rincones anónimos. Lo documento, lo visualizo, porque con el tiempo vendrán más compradores, y lo que era un techo informal se convertirá tal vez en una superficie blanca, neutra. Seguramente también alguien se dé cuenta de que el arte para apagar incendios se había colado en una exposición más armónica. ¿Y qué miradas atraerá entonces un arte sin márgenes?

Para quienes tengan interés en la galería Max Hetzler:

http://www.maxhetzler.com/

Las imágenes de esta página son de la AGENCIA TESS

Anuncios

Entry filed under: Crítica. Tags: .

Torre sobre el agua La casa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Categorías

mayo 2009
L M X J V S D
« Feb   Jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Comentarios recientes


A %d blogueros les gusta esto: